Diagnosis de COVID-19

Los principales síntomas del COVID-19 son fiebre, tos y dificultad para respirar. No obstante, también pueden aparecer otros síntomas del tracto respiratorio o gastrointestinales entre otros, si bien la proporción es menor.

Índice
  1. Pruebas genéticas
  2. Pruebas bioquímicas
  3. Imágenes
  4. Bibliografía

Pruebas genéticas

Para llegar al diagnóstico de COVID-19 se hace un aspirado nasal o traqueal. Esto también se puede usar para descartar la presencia de gripe. Para confirmar la presencia de SARS-CoV-2 se hace la llamada reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR). Si la persona da positivo para la enfermedad pueden pasar dos cosas: cuarentena en casa (síntomas leves) o en el hospital (síntomas más fuertes o mayor riesgo de mortalidad). En caso de que se quede en el hospital se deberán seguir haciendo otras pruebas para observar la evolución de la enfermedad en el paciente. Se pueden hacer tanto pruebas bioquímicas como captar imágenes de los pulmones.

Pruebas bioquímicas

Después de esto, lo normal sería hacer el típico examen médico, con un recuento sanguíneo completo (RSC) y un panel metabólico completo (PMC), en especial chequeando posibles marcadores asociados a un aumento de la mortalidad en COVID-19.

Cuando hay una infección, lo normal es tener un recuento de glóbulos blancos alto, pero en el caso de COVID-19 hay linfopenia (recuento bajo de glóbulos blancos). El panel metabólico nos puede ayudar a detectar posibles fallos multiorgánicos (¿recuerdas los que podía ocurrir en casos graves?). En caso de fallo en la perfusión del hígado, tenemos como señales el aumento de la bilirrubina y enzimas hepáticas como AST (aspartato aminotransferasa) y ALT (alanina aminotransferasa). Si hay fallo en los riñones aparecerán un aumento de BUN (nitrógeno ureico en sangre) y creatinina. Si hay fallo en el corazón aparecerá un aumento de las troponinas y de la creatinkinasa MB (CK-MB).

También se pueden buscar marcadores de la inflamación que, si bien son generales, pueden ayudar a hacernos una idea de la situación del paciente. Así, aparecerían altas concentraciones de CRP (proteína C reactiva), de la tasa de sedimentación eritrocítica (ESR), interleucina 6 (IL-6), lactato deshidrogenasa (LDH), dímero-d y ferritina. Si un paciente tiene neumonía viral aumenta el riesgo de coger una infección bacteriana. En caso de que, además de la infección por COVID-19, haya una infección causada por bacterias aparecerá una concentración alta de PCT (procalcitocina).

Imágenes

Además de las pruebas bioquímicas, también se pueden sacar imágenes. Muy a grosso modo: en todas las imágenes que pueden aparecer, si la zona de los pulmones está oscura, es que todo va bien. Si aparecen cosas claras, hay problemas.

Rayos X. No son los más útiles, pero se pueden ver cosas. La parte inferior de los pulmones tiene lo que se llama 'opacidad en vidrio esmerilado' (GGO), un área nebulosa de aumento de la atenuación del pulmón con marcas bronquiales y vasculares preservadas; estas zonas deberían aparecer oscuras, pero no es el caso. Esto es indicador de que los pulmones no están bien, pero hay más cosas que pueden aparecer en los pulmones, y que no alcanzamos a ver con rayos X. Hacen falta otras tecnologías.

Radiografía de pecho de una persona sana
Radiografía de pecho de una persona sana
Radiografía de pecho de un paciente de 53 años
Radiografía de pecho de un paciente de 53 años confirmado de COVID-19 con fiebre y tos durante 5 días. Las GGO se pueden ver en ambos pulmones (flechas). Fuente: Zu et al, (2020)

Escáner por tomografía computerizada (TC). Probablemente es la tecnología que puede darnos una perspectiva más completa a día de hoy. Aquí también se pueden ver:

  • GGO en el campo periférico pulmonar (edema pulmonar)
Tomografía inicial
TC de una paciente de COVID-19 donde se puede ver un GGO (flecha). Esta imagen se obtuvo 6 días antes de confirmar su positivo mediante RT-PCR. La siguiente imagen es de 4 después, donde se puede mostrar el aumento del tamaño de la lesión. Fuente: Zu et al, (2020)
TC de una paciente de COVID-19 donde se puede ver un GGO
TC de una paciente de COVID-19 donde se puede ver un GGO (flecha). Aumento del tamaño de la lesión. Fuente: Zu et al, (2020)
TC de una paciente con COVID-19 con patrones de consolidación.
TC de una paciente con COVID-19 con patrones de consolidación. La paciente de 17 años presentaba fiebre y tos durante 3 días. Las consolidaciones aparecen en la parte superior, tanto izquierda como derecha (flechas). Fuente: Zu et al, (2020)
  • Patrón en empedrado que podría estar asociado con el espesamiento del líquido intersticial y de la membrana.
TC de una paciente con patrón en empedrado.
TC de una paciente con patrón en empedrado. La mujer de 69 años presentaba fiebre, tos y fatiga muscular. Fuente: Zu et al, (2020)
  • Broncograma aéreo. Indica la ocupación del espacio aéreo distal. Así, aparece la visualización de las estructuras bronquiales aireadas, como líneas oscuras, en el interior de lesiones pulmonares.
TC de un paciente de 48 de años
 TC de un paciente de 48 de años que presentaba fiebre durante 5 días. Aparece GGOs en el lóbulo inferior (cuadrado rojo) y un broncograma aéreo (flecha blanca) en el área subpleural izquierda. Fuente: Ye et al., (2020)
  • Cambios pleurales. Pueden aparecer cambios como el espesamiento pleural y la efusión pleural (salida del aire al exterior).También pueden aparecer líneas pleurales, fibrosis (o rayas fibrosas y ampliación vascular.
Espesamiento pleural, Líneas subpleurales, GGO bilateral y fibrosis
a Espesamiento pleural (flechas blancas). b Líneas subpleurales (flechas blancas) en ambos lóbulos. c GGO bilateral y fibrosis (flecha blanca) en el lóbulo izquierdo. d Gran área de GGO (cuadrado rojo) en el lóbulo izquierdo con múltiples alargamientos vasculares (flechas blancas). Fuente: Ye et al., (2020)

Ecografía. Los ultrasonidos son útiles para buscar espesamiento pleural, aumento de las líneas B (indicador de edema pulmonar), consolidaciones con broncograma aéreo, y flujo sanguíneo deficiente.

Espesamiento pleural y aumento de líneas B
Espesamiento pleural (arriba) y aumento de líneas B (flechas rojas). Fuente: Huang et al., (2020)
Consolidaciones con broncograma aéreo
Consolidaciones con broncograma aéreo (flechas amarillas). Fuente: Huang et al., (2020)
Espesamiento pleural y efusión pleural en la región posterior derecha
Espesamiento pleural (flechas verdes) y efusión pleural (flechas amarillas) en la región posterior derecha (flechas azules). Fuente: Huang et al., (2020)

Bibliografía

Huang Y., Sihan Wang, Yue Liu, Yaohui Zhang, Chuyun Zheng, Yu Zheng, Chaoyang Zhang, Weili Min, Ming Yu, Mingjun Hu. A preliminary study on the ultrasonic manifestations of peripulmonary lesions of non-critical novel coronavirus pneumonia (COVID-19). SSRN (2020) doi: 10.21203/rs.2.24369/v1

Ye, Z., Zhang, Y., Wang, Y. et al. Chest CT manifestations of new coronavirus disease 2019 (COVID-19): a pictorial reviewEur Radiol (2020). https://doi.org/10.1007/s00330-020-06801-0

Zi Yue Zu, Meng Di Jiang, Peng Peng Xu, Wen Chen, Qian Qian Ni, Guang Ming Lu, and Long Jiang Zhang. Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): A Perspective from China Radiology 0 0:0 (2020) https://doi.org/10.1148/radiol.2020200490

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Esta página usa cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. ¿Las aceptas? Leer Más