Las Principales Vacunas contra COVID-19

En la actualidad, muchas vacunas se están formando: algunas están en desarrollo, y otras ya están cerca de ser aprobadas, o incluso ya aprobadas. Vamos a ver las más destacadas.

Índice
  1. Vacunas de virus inactivados
    1. Vacuna de Sinopharm (BBIBP-CorV)
    2. Vacuna de Sinovac (PiCoVacc, CoronaVac)
  2. Vacunas ARNm
    1. Vacuna de Pfizer y BioNTech (Comirnaty)
    2. Vacuna de Moderna (mRNA-1273)
  3. Vacunas de ADN
    1. Vacuna de Inovio (INO-4800)
  4. Vacunas de vector viral
    1. Vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford (ChAdOx1 nCoV-19)
    2. Vacuna del Centro Gamaleya (Sputnik V)
    3. Vacuna de Janssen, filial de Johnson & Johnson (Ad26.COV2.S)
    4. Vacuna de CanSino y Sinovac (Ad5-nCOV)
  5. Vacunas de subunidades virales y de partículas similares a virus (VLPs)
    1. Vacuna de Novavax (NVX-CoV2373)
    2. Vacuna del FBRI SRC VB “Vector" (EpiVacCorona)
  6. Vacuna BCG (Bacille Calmette-Guérin)
  7. Referencias

Vacunas de virus inactivados

Mediante cambios físicos o químicos los virus pierden su capacidad de infección. Han sido usadas a lo largo del tiempo, especialmente contra la gripe. Sus ventajas son:

  • Presentan múltiples proteínas virales para su reconocimiento por el sistema inmune.
  • Se expresan epítopos antigénicos de manera estable.
  • Facilidad de producción en masa.

Vacuna de Sinopharm (BBIBP-CorV)

Esta vacuna ha sido inactivada con β-propil lactona.

La vacuna se administra en 2 dosis en un intervalo de 14 o 21 días. En la fase 1, un 29% de los participantes sufrieron efectos secundarios leves o moderados, y no aparecieron efectos secundarios graves tras 28 días de la inoculación. Además, los niveles de anticuerpos del grupo de la vacuna fueron buenos.

En la fase 2, un paciente tuvo una reacción adversa de grado 3, si bien se recuperó más tarde. El resto de sujetos sufrieron efectos secundarios leves o moderados. En todos los grupos, esta vacuna mostró ser segura y bien tolerada. Además, había producción de anticuerpos neutralizantes en todos los participantes tras el día 42 de la primera inoculación. La medía geométrica de títulos de anticuerpos (GMT) ocurrió en el día 21 o 28 tras la primera inoculación en los participantes con dosis de 4 μg. Actualmente, se está llevando a cabo el ensayo clínico de fase 3.

Vacuna de Sinovac (PiCoVacc, CoronaVac)

Esta vacuna tiene varias cepas de SARS-CoV-2. El cultivo viral se hizo en las llamadas células vero, siendo inactivadas con β-propil lactona, y se usó hidróxido de aluminio como adyuvante.

La vacuna se administra en 2 dosis en un intervalo de 14 días. El estudio preclínico en roedores mostró un número de títulos de anticuerpos neutralizantes mayor en el suero de los vacunados que en los pacientes que han superado el COVID-19. Además, esos anticuerpos podían neutralizar 10 cepas de SARS-CoV-2. En los estudios de fase 2, la vacuna mostró ser bien tolerada, y no se reportaron efectos secundarios graves. Actualmente, se está llevando a cabo el ensayo clínico de fase 3.

Vacunas ARNm

Estas vacunas se han vuelto muy populares contra COVID-19. La vacuna entra en las células humanas, donde, mediante la información dada por el ADN o el ARNm, ocurrirá la formación de proteínas virales. Aunque hay muchas proteínas en SARS-CoV-2, la proteína S es la que más se suele usar.

Estas vacunas pueden desarrollarse en tiempos cortos, además de tener potencial de un coste de producción más eficiente. No obstante, tanto la eficacia como la seguridad de dichas vacunas a largo plazo es algo desconocido en la actualidad. Además, en el caso de las vacunas de ARNm, sus propiedades fisicoquímicas podrían influir en su envío y distribución en la célula.

Las siguientes vacunas son las más destacadas:

Vacuna de Pfizer y BioNTech (Comirnaty)

En este enlace tienes un análisis mas detallado de esta vacuna.

Vacuna de Moderna (mRNA-1273)

En este enlace tienes un análisis mas detallado de esta vacuna.

Vacunas de ADN

El mecanismo de estas vacunas es similar al de las vacunas de ARNm.

Las vacunas de ADN tienen capcidad de mejorar las respuestas humoral y celular, además de que son estables, y pueden ser preparadas y almacenadas en grandes cantidades. No obstante, al igual que las vacunas de ARNm, tanto la eficacia como la seguridad de dichas vacunas a largo plazo es algo desconocido en la actualidad. Además, las moléculas de ADN deben cruzar la membrana nuclear para ser transcritas, y, normalmente, tienen baja inmunogenicidad.

La siguiente vacuna es la más destacada:

Vacuna de Inovio (INO-4800)

Esta vacuna está formada por una secuencia de ADN que codifica la proteína S insertada en el vector pGX9501. Es estable a temperatura ambiente durante más de un año.

En el estudio preclínico, la vacuna mostró buena antigenicidad e inmunogenicidad; los anticuerpos formados tenían capacidad de bloquear la infección viral. Meses después de la vacunación, tanto las células T específicas para la proteína S, como las células B, se activaron rapidamente en respuesta a la infección viral, reduciendo de manera significativa la carga viral.

Actualmente se están llevando a cabo los ensayos clínicos de fase 1 y 2.

Vacunas de vector viral

Esta vacuna consiste en un virus que hace de transportador (suelen ser adenovirus o poxvirus) y otro que es el virus transportado, el virus de interés. Al virus transportador (vector) se le quita las secuencias genéticas que provocan su transcripción; así pierde su capacidad de infectar. En su lugar, añaden secuencias del virus de interés. En el caso de SARS-CoV-2, suele ser el gen que transcribe la proteína S.

La principal ventaja es que pueden infectar directamente a las células presentadoras de antígenos (APCs), induciendo la respuesta inmune innata precisa para la respuesta inmune adaptativa. Además, son física y geneticamente estables. No obstante, la inmunidad adquirida podría ser priorizada frente al vector, además de que los antígenos de SARS-CoV-2 se quedan limitados a un número bajo.

Las siguientes vacunas son las más destacadas:

Vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford (ChAdOx1 nCoV-19)

En este enlace tienes un análisis mas detallado de esta vacuna.

Vacuna del Centro Gamaleya (Sputnik V)

En este enlace tienes un análisis mas detallado de esta vacuna.

Vacuna de Janssen, filial de Johnson & Johnson (Ad26.COV2.S)

Esta vacuna consiste en variantes de la proteína S introducidas en el adenovirus Ad26, que hace de vector.

Su administración es en 1 sola dosis, aunque también se ha probado una doble dosis con un intervalo de 56 días. En los estudios preclínicos mostró efectividad para la inducción de anticuerpos neutralizantes y de la respuesta celular Th1. En los ensayos de fase 1 y 2 mostró seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad tras su inyección.

Actualmente se está llevando a cabo el ensayo clínico de fase 3, interrumpida hace unos meses por la aparición de una enfermedad inexplicable en uno de los participantes.

Vacuna de CanSino y Sinovac (Ad5-nCOV)

Esta vacuna consiste en la proteína S optimizada introducida en el adenovirus Ad5-nCoV, que hace de vector.

La vacuna se administra en 1 sola dosis. Esta mostró inmunidad celular y humoral en los ensayos clínicos. No se observaron efectos secundarios graves tras 28 días de la inyección, y los síntomas principales fueron leves o moderados, siendo el principal el dolor en el lugar de la inyección. En la fase 2 se mostró un pico en los anticuerpos especificos de RBD (dominio de unión al receptor de SARS-CoV-2) en el día 28 tras la inyección, tanto de la dosis alta, como de la dosis baja. No aparecieron efectos secundarios graves.

Actualmente se está llevando a cabo el ensayo clínico de fase 3.

Vacunas de subunidades virales y de partículas similares a virus (VLPs)

En este caso, las proteínas virales son inyectadas al hospedador. Estas proteínas van recubiertas por algún transportador proteico o de otra índole. De otra forma, estas subunidades podrían no llegar a su destino.

Tienen potencial para protegernos de infecciones virales. No obstante, podrían tener eficacia limitada y provocar respuestas inmunes desequilibradas.

Las siguientes vacunas son las más destacadas:

Vacuna de Novavax (NVX-CoV2373)

Aquí se usa como antígeno a la proteína S recombinante, expresada y purificada in células de insectos, y recubierta con nanopartículas. Para aumentar su inmunogenicidad, se le añadió el adyuvante Matrix-M. Esta vacuna desarrollada por Novamax es la primera vacuna de proteína recombinante que tiene un ensayo clínico publicado.

En el ensayo de fase 1 y 2 no aparecieron efectos secundarios significativos en el ensayo. Además, la respuesta neutralizante mostrada en el suero alcanzó un máximo al día 35 tras la inoculación. De hecho, los títulos de anticuerpos neutralizantes mostrados en el suero eran superiores a los de las vacunas de ARNm.

Actualmente se está llevando a cabo el ensayo clínico de fase 3.

Vacuna del FBRI SRC VB “Vector" (EpiVacCorona)

Esta es la segunda vacuna desarrollada por Rusia. Aquí se usa como antígeno a un péptido sintetitazo de manera química de la proteína de SARS-CoV-2. Este antígeno va unido a un transportador proteico junto a un adyuvante de aluminio.

La vacuna se administra en 2 dosis con un intervalo de 21 días. La vacuna ha superado las fases 1 y 2, si bien no se han publicado resultados acerca de la misma.

Vacuna BCG (Bacille Calmette-Guérin)

Esta vacuna, desarrollada por el Instituto Murdoch para la Investigación Infantil y el Hospital Royal Children's, es diferente de las que hemos visto, ya que no contiene ningún elemento de SARS-CoV-2. De hecho, contiene una forma viva y atenuada de la bacteria Mycobacterium bovis.

Esta vacuna se lleva usando mas de un siglo, por lo que se considera segura. Se usa para prevenir la tuberculosis; induce un aumento en la inmunidad innata a largo plazo, además de reducir la susceptibilidad a sufrir infecciones del tracto respiratorio; de ahí su posible uso contra COVID-19. No obstante, la principal desventaja que presenta es la falta de especificidad de la respuesta inmune.

En un primer estudio se mostró que la vacuna BCG podría ser efectiva contra COVID-19. Apareció una menor incidencia de COVID-19 en aquellas personas que recibieron la vacuna BCG durante los pasados 5 años. Además, otro estudio también se observó que COVID-19 tenía menor propagación en países donde habían vacunaciones de niños con la vacuna BCG.

No obstante, se necesitan más ensayos para determinar si esta vacuna puede proteger a la humanidad de COVID-19. Actualmente está vacuna está siendo testada.

Referencias

Dong, Y., Dai, T., Wei, Y. et al. A systematic review of SARS-CoV-2 vaccine candidates. Sig Transduct Target Ther 5, 237 (2020). https://doi.org/10.1038/s41392-020-00352-y

Li, DD., Li, QH. SARS-CoV-2: vaccines in the pandemic era. Military Med Res 8, 1 (2021). https://doi.org/10.1186/s40779-020-00296-y

Moorlag, S., van Deuren, R. C., van Werkhoven, C. H., Jaeger, M., Debisarun, P., Taks, E., Mourits, V. P., Koeken, V., de Bree, L., Ten Doesschate, T., Cleophas, M. C., Smeekens, S., Oosting, M., van de Veerdonk, F. L., Joosten, L., Ten Oever, J., van der Meer, J., Curtis, N., Aaby, P., Stabell-Benn, C., … Netea, M. G. (2020). Safety and COVID-19 Symptoms in Individuals Recently Vaccinated with BCG: a Retrospective Cohort Study. Cell reports. Medicine1(5), 100073. https://doi.org/10.1016/j.xcrm.2020.100073

Prüβ B. M. (2021). Current State of the First COVID-19 Vaccines. Vaccines9(1), E30. https://doi.org/10.3390/vaccines9010030

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Esta página usa cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. ¿Las aceptas? Leer Más